TÉCNICAS DE AHORRO DE ENERGÍA Y TERAPIA OCUPACIONAL

En mi experiencia laboral he tenido que reentrenar las AVDS teniendo primero en cuenta estas técnicas de ahorro energético, por lo que me ha parecido un artículo interesante y que aunque, en muchas ocasiones, no hagamos un adiestramiento específico en estas técnicas sí debemos dominarlas y aplicarlas en caso necesario.

Hay muchas dolencias o patologías respiratorias en las que es necesario educar al paciente en las técnicas de conservación de energía, entre ellas están el EPOC, fibrosis quística, asma…o síntomas como la disnea, la fatiga, tos no productiva,…

Nuestros objetivos como terapeutas ocupacionales son:

  • Mejorar su calidad de vida.
  • Adiestrar al paciente en la realización de las AVD de manera que le suponga el menor gasto energético posible.
  • Disminuir la aparición de la sintomatología durante la realización de las AVD.

Estas son algunas pautas sencillas y generales que habrá que adaptar a cada paciente y a cada actividad cotidiana.

  1. Entrenamiento funcional de las de las actividades diarias
  • Simplificación de la tarea.
    • Minimizar los pasos de la actividad a únicamente los imprescindibles.
    • Realizar la actividad sentado, y con los codos apoyados en la mesa.
    • Es mejor arrastrar que coger objetos.
    • Reposar la comida antes de comenzar con las tareas de limpieza.
    • Para vestirse apoyar una pierna en flexión sobre la otra.
    • Al levantarse de un asiento ayudarse siempre del apoyo con las manos.
    • Resultado de imagen de LEVANTARSE CORRECTAMENTE
    •  A la hora de trabajar, coger o trasladar objetos utilizar las dos manos y repartir el peso.
    • Imagen relacionada
    • Levantarse de la cama girando a decúbito lateral y apoyándonos con las manos.

Resultado de imagen de LEVANTARSE CORRECTAMENTE

  • Planificar y priorizar las actividades:
    • No planificar demasiadas actividades juntas.
    • Empezar por las actividades más necesarias y que provoquen más disnea.
    • Organizar y preparar el material necesario antes de comenzar con la ejecución de la tarea.
    • Dejar a una altura adecuada y en un lugar accesible aquellos utensilios que utilicemos de una manera más cotidiana y frecuente.

 

  1. Técnicas de ahorro de energía
  • Higiene postural: Posturas y mecánica corporal correctas.
  • Evitar ejercicios que provoquen contracción isométrica
  • Medición de la respiración:
    • Realizar la actividad en espiración y descansar durante la inspiración. Parar y descansar en posición cómoda. Por ejemplo, dar el paso al caminar durante la espiración o subir escaleras durante la espiración y descansar en la inspiración.
    • Inspirar y espirar por la boca con los labios fruncidos. Aumentar el tiempo de la espiración, sin forzar y solo si ello no es un sobreesfuerzo. Enlentecer la respiración y si es posible, inspirar por la nariz.
  • Realizar los descansos necesarios entre las actividades.
  1. Productos de apoyo y adaptaciones del entorno
  • Utilizar materiales poco pesados.
  • Utilizar carritos para transportar materiales tanto fuera como dentro de casa.
  • Resultado de imagen de higiene postural
  • Conseguir y/o mantener un entorno seguro dentro del hogar, es decir, utilizar barandillas, barras de sujeción, antideslizantes, etc.
  • Mantener una temperatura templada tanto en el ambiente como en la ducha.
  • No usar desodorantes de spray.
  • Utilizar toalla grande y albornoz.
  • La cama no debe ser ni muy blanda ni muy baja.
  • Los asientos deben tener respaldo y reposabrazos y no ser ni bajos ni blandos. Siempre con los pies bien apoyados en el suelo.
  • Productos de apoyo que podemos utilizar: Mango alargado, silla de ducha, triangulo de cama, pinzas de alcance.

 

Espero que os sirva en vuestra práctica profesional e incluso en vuestra vida!!!

 

Rebeca de Diego

Terapeuta ocupacional